Acerca de la pintura naïf

Naïf es una palabra francesa que designa lo ingenuo, lo sencillo, lo candoroso. Da nombre, también, a una corriente estética que utiliza en sus obras lo fresco y espontáneo, dejando de lado la técnica.

Es un arte libre de convenciones, que se mantiene incontaminado y próximo a sus orígenes de inocencia creativa. Es un arte espontáneo que rechaza el academicismo.

En síntesis: es la denominación que agrupa a los pintores que conservan una actitud ingenua, de adulto-niño, frente a la creación de una obra.

En la primavera de 1974 mostré por primera vez algunos de mis cuadros, sobre temas florales, en una exposición a la que titulé Pinturas en tela de juicio. En el catálogo figuraba mi arte pictórica, que es esta:

 
NAÏF
 
 
Las pinté como pude, sin pinceles,
apoyado en la mesa, en la cocina,
con certezas y dudas,
alejado de todos,
con obsesión y con la sola ayuda
de lo visto en la vida
y en un par de almanaques.

Las pinté como pude,
y cuando quise lavar mi mano
me fue imposible hacerlo
y todos los colores se quedaron en ella.

Por eso estas flores de ahora
son flores con fecha,
con asombros de infancia,
hechas para los amigos
y listas para ser colgadas.

Hoy es un día claro.
Siento la mano aliviada
como si fuese otra flor
que pudiera abrirse siempre,
y con las mismas dudas y obsesiones,
me pongo a retocar los amarillos
con el más izquierdo de los dedos
de mi mano derecha.
 


 
Video: NAÏF.
(Click con el mouse en el triángulo de play)



 


 
 
 
 

             
 
Inicio